Soñando

Se me olvidan las horas que pasé soñando. Que sirvieron a mis sueños mientras crecía entre llantos, por mirarte y no comprender qué decías. En esas tardes mirando cambiar las verdes hojas en las altas jacarandas me perdía en el presente, al rato sentía las lágrimas despertarme. Esas horas me dieron la paz que el tiempo podía ofrecer. Conservé las ideas y más tarde las usé en esos momentos de cielo azul. Hoy estreno un largo vestido de flores y en cada flor cosí un pensamiento, de los que había olvidado, creados en aquellas horas soñando. La tela de mi vestido habla con aromas, los que olí mientras la brisa se colaba por la ventana, tiñendo de imágenes mis horas soñando. Los números pasaban veloces y las letras se doblaban entre risas, ayudaban a las lágrimas despertar el enigma, que mareaba el talento, creado en aquellas largas horas, soñando.

Advertisements