Cruza la línea

cruza namaluc blog

Si no te arriesgas tú ¿Quién se arriesgará?

Puedes ser de tantas maneras valiente y arriesgarte a hacer lo que quieras. Arriesgarte supone enfrentarte a retos, a cambios. A quizás usar un poco de disciplina, planificar e implementar nuevos hábitos. ¿Qué tipo de reflexiones pueden ayudarte a tomar decisiones? De una manera creativa puedes abrir esa puerta y mirar atrás para darte cuenta de que avanzas, para solucionar lo que tengas que solucionar y crear nuevas opciones. Que puedes respirar tranquilidad gracias a tu propia decisión, tu responsabilidad. Limpiar el cristal del pasado y trabajar tu propia motivación con la claridad y creatividad que te mereces.

Escribir es una parte del camino para muchas personas. Destapar esas reflexiones que mantienes ocultas, esas ideas que brotan y verlas por escrito para poder más tarde reflexionar. Compartir eso que te ronda la cabeza y sobre lo que dudas porque puede que tu autoestima esté alguna vez que otra por los suelos. Esas dudas pueden ser la clave para comprender los obstáculos, soltar y respetar los miedos para continuar. Y tener un poco más asimilada la posibilidad de poder arriesgarte.

¿Cuántas veces te has equivocado? ¿Y cuántas veces acertaste? Repasa tus equivocaciones y tus aciertos. Son lecciones de vida. Aciertas y te congratulas celebrando la decisión correcta. Los cambios acontecen y te das cuenta de que arriesgaste. Que supiste dar el paso y cambiar. ¿Cómo afectó a tu vida? ¿Te acuerdas? Si tus cambios te afectan de tal grado… ¿Cómo crees que afectan a los demás? El efecto mariposa, caemos rendidas y rendidos ante la evidencia, afianzando nuestra conciencia al darnos cuenta de la influencia de nuestros actos en los demás… y como los demás y sus actitudes nos afectan. La coherencia se adueña de nuestro día a día y provoca cierto bienestar.

Un simple paseo puede presentar el último empujón que necesitas para terminar de centrarte, motivarte y salir a gritar, actuar, deshacer eso que no te gusta. Se trata de que te armes de valor y decidas, lo hagas. ¿Acaso vivimos muchas vidas? Ésta es la que cuenta, ésta de ahora. Reúne las fuerzas, hazlo. Arriésgate. Combate los miedos, suple el conocimiento que te falta. Rellena las estanterías de tu ser con cada libro, palabras y expresiones para continuar.

Cambiar supone romper nuestras propias reglas… rómpelas. Una por una. Siente como te empoderas. Siente como tu cambio afecta a tu vida. Observa, piensa, siente. Para avanzar no hace falta que veas el gran lienzo, cada detalle cuenta y su individualidad también… sólo hace falta ver el próximo paso y sus resultados, cuál será la próxima pincelada. La mirada general ayuda, y más ayuda la acción inmediata, completar un paso y tomar fuerzas para dar el siguiente. Cruzar la línea y completar un paso, el desencadenante perfecto para cumplir con el principio del cambio.

Se trata de vivir el proceso, de continuar. Que estimes valorable cada paso y los resultados. Que ganes Valor, Fuerza y Firmeza. Conocer el origen de tus energías, tus fortalezas y habilidades.  ¿De dónde procede tu fuerza? Esa fuerza que quizás parta de las mismas razones para a veces decir y sentir… que me quiten lo bailao. Otras para decir y sentir.. ya no más… ahora a vivir tranquila, tranquilo.

Arriésgate por ti, por la vida que quieres, por lo que quieres hacer en realidad, como creador y creadora de tu propia vida, de tus días. Disfruta el riesgo. El riesgo es como el agua… agua que somos… sintiéndolo en cada poro, suspirando la satisfacción al haber completado un paso más.

  1. Toma la decisión y arriésgate.
  2. Enfréntate a retos, a cambios.
  3. Crea tu propia disciplina.
  4. Planifica.
  5. Implementa nuevos hábitos.
  6. Mira atrás si quieres, para avanzar en claridad y crear opciones.
  7. Ayúdate escribiendo esas reflexiones, ideas, dudas.
  8. Repasa tus equivocaciones y tus aciertos.
  9. Reflexiona sobre la influencia de y en los demás. Actitudes y el efecto mariposa.
  10. Pasea, céntrate, motívate y visiona.
  11. Combate los miedos aprendiendo.
  12. Rompe tus propias reglas.
  13. Observa los pequeños detalles, cada paso a seguir.
  14. Completa este paso y toma fuerzas para dar el siguiente.
  15. Busca y conoce el origen de tu fuerza, de tus energías, tus fortalezas y habilidades.
  16. Disfruta y siente el riesgo.

¿Qué quieres hacer? ¿Te arriesgarás?

cruza 2 namaluc blog

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s