Cada parte

Queda con tu cuerpo y escribe, fotografíalo, píntalo. Con cada parte. Simplifica su uso real… Piensa… ¿para qué sirve cada parte de tu cuerpo? Desmitifica complejos y combate esas necesidades impuestas por otros que juegan con tu autoestima. Que tienes una muñeca ancha… Que tienes una nariz gorda… Que los abdos no se te notan, Que tienes vello en tu cuerpo…. Que tienes barriga… Que tienes los labios muy finos… Que tienes el culo muy plano… Que tienes poco o mucho pecho.

Cada parte (336 palabras)

¿Porqué no jugar con la simpleza de algo tan complicado como es nuestro cuerpo? Por partes. Cada parte es todo mi cuerpo. En partes mi cuerpo me lleva. Me compone entera cada parte.

Ando con estas piernas. Adoro mis pies, que me llevan, ¿para qué sirven si no para guiarme? Doblo las rodillas, y observo los giros de las caderas, los codos y las muñecas. Los tendones que saludan a través de la piel.

Mi brazo izquierdo, que aprendo a usar cada vez mejor, el brazo y la mano, principiantes, empiezan a liberarse. Levanto mi brazo derecho y siento el dolor, lo bajo. Miro mi mano, temblando, y voy más allá, me atrevo a soñar que nado, le pido calmarse, le pido abrir y cerrar, como cierro los ciclos de dudas y soledad.

Muevo los hombros, me relajo.

Me rasco la espalda con el brazo izquierdo, pasando la mano por el pelo suave aviso a mi cuello. Me alivia, como alivia el silencio de mi boca, cuando le toca.

Acerco mi oreja a la música y mi oído se deja llevar, oyendo todo lo audible, escuchando con atención a la niña en la otra habitación.

Avanzo y dejo la nariz mirar mi pecho subir y bajar, mientras canta vida mi respiración. Para eso sirve, simple, la nariz que da vida. Los ojos me alertan del cansancio.

Cada parte me habla, me habla del pasado, me habla del presente y me alerta del futuro. Cada parte me sirve y lleva mi mente, mi calma y mi estómago, y tantas mujeres que corren por mis venas. La esperanza de tantas mujeres que me llenan. El vientre me guía y el camino se estrecha tras el pozo ciego hacia el tobogán del amar y del gozo. Me perdono a diario el abandono, al no comprender siempre mis entrañas.

Por cada parte libro una palabra, una letra, que hace de mi cuerpo una sola pieza, que llena mi cuerpo de simpleza, sin imagen que la tuerza, con su propia sutileza.

Cada parte - namaluc blog

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s